domingo, 27 de enero de 2013

El proceso del mural: preparación de la pared




La pared antes de empezar

16-10-12 andamio montado

















Exfoliación de la pared

Final de la limpieza

Aplicación de dos capas de Acrylic binder
Aplicación de dos capas de Gesso

21-10-12 Pared lista para pintar






















Una obra interactiva



Es una obra interactiva, invitando a todo el que quiera a hacerse una foto “agarrado a la barandilla de la rampa de acceso”, o “apoyado en ella”, y así, inmortalizarse en una pintura que sigue por tanto abierta a nuevos personajes e invitando al que lo desee a formar parte de ella. Bonita excusa para visitar Estepona…y retratarse inmortalizado en una pintura de 80 m2 

El portal de La Casa de la Buena Gente


La entrada a la Casa de la Buena Gente es toda una invitación a ver la vida con más luminosidad  y color, intentado cada uno, cada día, ser luz para los demás.

El piso de Juan


                                                                                                                                            La más interesante podría ser la figura del abuelo del “primer piso”, único personaje conocido e identificable por los vecinos, Juan, el entrañable zapatero que vive en el propio edificio. Inmediatamente, desde el primer día de ejecución, se convirtió en el protagonista indiscutible.

El segundo piso del mural

 Un padre con su hijo adolescente llenos de optimismo y vitalidad, invitando a poner una pizca de alegría a la vida.



El tercer piso del mural


La maternidad





Qué representa La Casa de la Buena Gente



El tema, como indica su título, es gente corriente asomando a ventanas y balcones y recibiendo al visitante desde el portal. 

Balcón de Juan

Una composición supeditada al hecho de simular que la pintura es edificio. El sentido último que subyace en esta obra es la alegría de vivir pese a las circunstancias, la certeza de que todos tenemos un lado mejor y más bueno que puede prevalecer. El convencimiento de que cada día podemos escribir nuestra historia, de que siempre podemos empezar de nuevo, aprendiendo a ver la vida de colores, con luz, con “buen rollo”. Un espíritu, el de esta Casa de la Buena Gente, que se expresa con un lenguaje universal de hospitalidad, de acogida, de buena vecindad. Porque sus personajes, como nuevos “vecinos” de la barriada, ya forman parte de ésta, aportando su alegría y mucho color. 

Localización y origen del mural




Este mural ha sido un encargo del Alcalde de Estepona, José Mª García Urbano, en el mes de septiembre de 2012 a la artista Conchi Álvarez. Uno más de toda una serie de murales que pretenden colocar a la ciudad en el circuito del mundo del Arte.
 
La pared está en un edificio de la zona conocida como Tres Banderas y es un trampantojo realizado en pintura acrílica aplicada con pinceles. La elección del trampantojo vino dada por el propio emplazamiento, en una curva, y el acceso hasta el edificio tras una subida por una cuesta con buena pendiente.