domingo, 27 de enero de 2013

Qué representa La Casa de la Buena Gente



El tema, como indica su título, es gente corriente asomando a ventanas y balcones y recibiendo al visitante desde el portal. 

Balcón de Juan

Una composición supeditada al hecho de simular que la pintura es edificio. El sentido último que subyace en esta obra es la alegría de vivir pese a las circunstancias, la certeza de que todos tenemos un lado mejor y más bueno que puede prevalecer. El convencimiento de que cada día podemos escribir nuestra historia, de que siempre podemos empezar de nuevo, aprendiendo a ver la vida de colores, con luz, con “buen rollo”. Un espíritu, el de esta Casa de la Buena Gente, que se expresa con un lenguaje universal de hospitalidad, de acogida, de buena vecindad. Porque sus personajes, como nuevos “vecinos” de la barriada, ya forman parte de ésta, aportando su alegría y mucho color. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario